Como lavabos rústicos entendemos aquellos que poseen algunos acabados más propios de elementos constructivos o de otra índole no tan refinados.

Los lavabos se suelen elaborar en cualquier material, siempre que este sea poco poroso, aunque, a veces se han elaborado en materiales porosos a los que se les ha tratado posteriormente con productos hidrofugantes.

La forma de los lavabos es muy variada, con exteriores e interiores rectos o curvos, o una combinación de estos.

Cuando hablamos de lavabos rústicos tratamos, a nuestro entender, de piezas que combinan diferentes acabados superficiales, siendo el exterior de una rugosidad importante, que le imprime un carácter más salvaje.

El interior del cuenco y la zona superior, donde se puede producir el contacto de las manos con el material, siempre tienen un acabado fino, que puede ser pulido o apomazado.

Es en el exterior de la pieza donde se distinguen los lavabos rústicos, por tener una forma más irregular o, como mínimo, un acabado más rugoso.

Este acabado exterior puede ser abujardado, apiconado (de diferentes formas, por el puntero utilizado o el martillo que golpea), escodado, corte natural con escafilador…

Toda una serie de trabajos resultantes de cada una de las herramientas o de la combinación de estas que pueden crear multitud de superficies que mostramos como rústicas.

En esta ocasión mostramos dos lavabos de este tipo que elaboramos en el año 2013 para clientes particulares y con forma y medidas de su elección.

El primero es un lavabo de piedra de Ulldecona, con forma prismática rectangular, de medidas 60 x 40 x 10 cm, con el interior apomazado y con las caras laterales escafiladas.en piedra de Ulldecona se pueden hacer lavabos rústicos

El escafilador es una herramienta que, bien colocada, rompe la piedra en lajas de cierto tamaño, dejando una rotura natural muy característica.

El segundo lavabo se trabajó en piedra del terreno, de medidas 70 x 40 x 18 cm, con formas curvas, interior apomazado y caras exteriores apiconadas con puntero manual.lavabos rústicos en piedra del terreno

Estos dos lavabos de piedra forman parte de un gran número de piezas únicas realizadas en el taller de Torregris con diseño de los propios clientes.