Los triskeles de piedra son algunas de las piezas que hemos elaborado en el taller de Torregris de formato sencillo y manejables en cuanto a peso y tamaño.

El triskel es un símbolo mágico de la cultura celta. La palabra procede del griego y viene a significar “tres piernas”.

Gráficamente se trata de tres espirales que están unidas en el centro del símbolo. Este lo portaban los druidas y está gravado en piedra en muchas zonas del ámbito celta (en España, en toda la zona norte).

Los triskeles de piedra más antiguos se componían de los tres brazos con forma simple, como una hoja curva. Unos tallados en profundidad y otros con volumen enmarcado en un círculo.

Los modelos se fueron estilizando, con espirales crecientes en los extremos de los brazos. Este es el modelo del que hicimos varias piezas en el taller de Torregris.

En nuestro caso hicimos pues varios triskeles de piedra sobre una pieza de Bateig beige de medidas 20 x 20 x 4 cm.

Este era un formato muy sencillo, con poco enrollado de los tres brazos y excavados sobre la cara anterior lisa con una profundidad aproximada de 5mm.

El fondo del dibujo que quedaba a la profundidad indicada le dimos un acabado abujardado para que quedase también una diferencia de textura entre este y la cara superior.

Aparte de la cualidad estética que poseen estas figuras (por su simetría radial) está su carga simbólica implícita que, según las creencias antiguas representa el aprendizaje continuo y la evolución.

Piezas ideales para colocar en cualquier parte del interior de una edificación, en el patio o en la fachada.

Su colocación puede ser encastrada en la pared,  sujeta con garras metálicas o colgada mediante la colocación de piezas metálicas en la parte trasera de la piedra.

Ideal para envolver de magia la zona que desees…