Una pila-banco en piedra es la pieza a la que nos referimos en el presente artículo.  Encargada y fabricada en la primavera del año 2015.

El cliente que la adquirió pensaba colocarla en un patio de una casa de campo de la zona de Xátiva. Se trataba de cumplir una función útil por estar cercana a la barbacoa.

El material seleccionado para elaborar esta pila fue la piedra de Ulldecona. Esta se extrae en las canteras de esta localidad de la provincia de Tarragona.

Esta piedra es ideal para esta finalidad, pues se trata de un material muy compacto, cristalino, sin porosidad y que acepta un acabado pulido si se desea.

El tono crema que tiene hace que combine bien con cualquier ambiente y en exterior se comporta de forma excelente.

El cliente mismo fue, en este caso, el que diseñó el tipo de pila que quería, con un perfil bastante bajo y con el orificio de desagüe ubicado en una zona de rincón.

A ambos lados del vaso quedaron dos superficies planas, a modo de bancada.

Se talló también una pieza frontal, con agujero de grifo, con forma semicircular en la zona superior.

El conjunto de estas dos piezas iba apoyado sobre un murete de sillares de la misma piedra, con forma de U (en planta). Estos eran de 10 cm de espesor, al igual que la pila y el frontal.

El acabado de todo era apomazado y en la zona de alrededor del grifo y las caras verticales frontal y laterales de la pila se abujardaron superficies enmarcadas por el apomazado general.

El montaje era sencillo, pues las piezas en general no eran de un peso excesivo, dado que se trataba de un espesor bastante discreto.

El conjunto de la pila-banco en piedra era sencillo, útil y de un solidez considerable, listo para usar durante muchos años…