Los letreros en piedra son, como su nombre indica, piedras que tienen en su superficie algún tipo de letra, número o texto visible para una persona en su entorno.

Teniendo en cuenta que, como hemos dicho, tienen que estar visibles, las ubicaciones siempre son despejadas, muchas veces moderadamente elevadas y sin falta de luz.

En su finalidad de comunicar algo, los letreros en piedra tienen que ser fáciles de entender y relativamente reducidos en su extensión.

Su formato suele ser en placas de reducido espesor para que su peso no sea excesivo. En este caso se suelen colocar adosados a muros o paredes de edificios.

También pueden formar parte de piezas de piedra gruesas de cualquier forma o tamaño. En este caso descansan sobre el suelo o sobre bases normalmente no muy elevadas.

El tipo de piedra puede ser cualquiera en cuanto a tono o textura pero debe ser sana,  libre de huecos de tamaño macroscópico.

El texto o imagen de lo que se va a representar en la piedra puede ser de infinidad de formatos en cuanto a tipo de fuente o tamaño o altura.

Pueden ser inscripciones en profundidad o en relieve (sobresaliendo de la superficie de la piedra).

Los letreros en piedra que nos ocupan en este caso fueron encargados a Torregris a principios de verano del año 2018.

El significado de estas piedras era señalar un camino tradicional con significado religioso entre Morella y Vallivana (santuario).

Se trabajaron unas piezas en piedra color crema, de medidas 45 x 35 x 12 cm, con una cara lisa con el letrero y el resto de caras apiconadas rústicas.

La inscripción era en profundidad y además del texto “Morella-Vallivana” se talló una imagen representando de forma esquemática el perfil de Morella y la Virgen.

Estas piezas se colocaron a lo largo del camino, cada cierta distancia y fueron el colofón de mejora del citado trayecto.