La jardinera de mármol que elaboramos en el año 2011 en el taller de Torregris fue fruto de las circunstancias no planificadas que a veces se dan en un momento dado.

A raíz de una serie de trabajos llevados a cabo para una constructora de Valencia que ejecutaba la obra de una casa unifamiliar surgió este elemento por casualidad.

Uno de los elementos que debíamos proporcionar fue un tablero de mesa elaborado en mármol crema marfil, de unas medidas superficiales bastante amplias y un espesor de 7 cm.

Al adquirir el material necesario para este tablero, hubo unos sobrantes de la medida total que el cliente quiso aprovechar.

Tras la pensar un poco sobre las posibilidades, se decidió emplear estos retales en elaborar una jardinera de mármol con unas medidas adaptadas al material disponible.

Por tanto, se proyectó un recipiente de planta rectangular, con la pieza frontal y las dos laterales de 7 cm de espesor, una trasera y otra inferior de 3 cm de espesor.

Las medidas de esta jardinera de mármol fue de 142 cm de anchura, 36 cm de fondo y 53 cm de altura.

Además, el cubo formado debía apoyar en dos pies de unos 15 cm de anchura por otros tantos de altura y longitud suficiente para sobresalir un poco de la superficie frontal.

Estos pies se elaborarían con un estilo clásico y el acabado superficial de todo el conjunto fue apomazado, para tener una superficie fina pero sin brillo (quizás inadecuado para un jardín).pies jardinera marmol

Indicar que el material empleado es una piedra muy cristalina, con una dureza considerable y cuyo tono suave lo hace muy indicado para su empleo en este tipo de elementos.

Lo importante de este trabajo es que la jardinera de mármol acompaña a la mesa al ser del mismo material y acabado y teniendo unas curvas semejantes que las define.

Y destacar que el buen aprovechamiento de los materiales supone siempre una ventaja para el cliente, que optimiza el coste en materia prima, y para el taller, que lo libera de retales que se van acumulando y ocupando espacio.