Una fuente en mármol rosa no se elabora todos los días…

A principios del año 2013 se nos planteó por parte de un supuesto cliente la elaboración de una serie de piezas en mármol con destino a Nigeria (Africa).

Se trataba de diferentes modelos de fuentes y lavabos en otros tantos materiales.

Finalmente, lo que parecía un trabajo muy interesante por el volumen y por la falta de ventas que estábamos atravesando resultó ser un auténtico fiasco del que nos desentendimos rápidamente.

Las piezas de muestra fueron elaboradas y, con el tiempo, se fueron vendiendo a otros clientes, generalmente de la zona.

En el caso de esta fuente en mármol rosa finalmente fue adquirida por un buen cliente para su casa, que estaba reformando en la ciudad de Xátiva (Valencia).

Un inciso: antes de todo el trabajo que supuso la elaboración, recuerdo que para conseguir el material fuimos hasta la cantera de Buixcarró (Pla de Corrals), que es donde se extrae este mármol.

Con un camión pluma pudimos cargar una serie de piezas de medida adecuada en la zona de escombrera (siempre es aprovechable para nosotros lo que es desechado por otros).

La fuente en cuestión constaba de dos piezas: una base de planta poligonal en la zona inferior y circular en la superior, de 25 cm de altura y otros tantos de diámetro.base de la fuente en mármol rosa

La pieza superior era el propio cuenco, de forma circular, con 70 cm de diámetro y 25 cm de altura. Su forma exterior también formaba caras planas en la zona más cercana a la base.

El interior era completamente liso, con forma cóncava (de casquete esférico) y pulida de forma manual, puesto que estas superficies interiores no permiten el trabajo con máquinas.

La fuente ya estaba elaborada cuando el cliente la adquirió, pero quiso que funcionase con una pequeña bomba de agua, impulsándola de forma continua en un circuito cerrado.

Para ello, en la pieza de base excavamos un volumen suficiente para albergar a la pequeña bomba. Este hueco se llenaría de agua para funcionar.

En el cuenco se cortó un disco circular en la base para poder acceder a la bomba sin tener que desmontar la fuente. En este disco iba colocado el tubo metálico por el que salía impulsado el chorro de agua.

Se instaló en el interior de la casa y lo cierto es que quedaba sensacional, con el brillo del mármol rosa y el sonido del agua…